viernes, 14 de diciembre de 2012

Sentimientos Congelados (one shot)



Sentimientos Congelados

Anthony.



Aún recuerdo los gritos desesperados de mi madre y mi rostro entumecido, mis extremidades paralizadas por las gélidas aguas de aquel lago…


Salí de prisa de la cabaña, hacía días que no me emocionaba así, iba a ir de pesca en el hielo con mi padre y mi madre. 
Subí a la camioneta, en el trayecto la baja niebla me recordaba el día en el que conocí a Sam; ella es la razón de este viaje, el olvido borrara su mirada de ángel de mí, o al menos eso intento lograr.

Es mejor dejar que el tiempo pase así, como la ventisca de granizo que cae en el parabrisas de la camioneta, es inevitable su caída, así como el amor que aun siento por Sam.

La niebla se empezó a disipar y la ventisca parecía no correr tan fuerte, abrí la ventana y saqué la cabeza ¡qué sensación! El aire frío que recorría toda mi cara.
-¡Anthony cierra la ventana!- me dijo mi madre con voz de atención. Tuve que hacerle caso, no me gusta ponerla de mal humor
Pasó como media hora y llegamos al lago ¡que hermosa vista! podía ver como el cielo se unía con el agua en un punto que parece inalcanzable, los frondosos árboles, todo era increíble.

Recorrimos con mis padres el lago en nuestra lancha hasta llegar a un pequeño islote rodeado por una capa de hielo y mi padre dijo ¡Este lugar es perfecto para iniciar la pesca del día! 
Mi madre y yo hechamos a reír. Entonces manos a la obra; cogimos la moto sierra y abrimos un hoyo en la capa de hielo, pusimos nuestras cañas de pescar al instante.

Mis padres decidieron volver a la camioneta por más carnadas y por supuesto tenía que quedarme cuidando las cañas de pescar ¡vaya vacaciones! Me senté en el hielo, hacía demasiado frio, en ese momento pude escuchar una voz que me llamaba a lo lejos…

Caminé sigilosamente por el hielo sólo logré divisar una sombra oscura y de repente un crujido en el hielo y mi vida pasaría a ser distinta…

Se abrió un agujero en la capa de hielo caí y el frío me tenía paralizado, no sabía que hacer, ni siquiera sé nadar con lo mucho que odio hacer deporte.
Mis padres se dieron cuenta y vinieron a tratar de rescatarme, sólo pasaba por mi mente mi familia, Sam y esa sombra oscura. Tragué agua y sentí desfallecer, mi respiración era cada vez más agitada y mi vida se extinguía poco a poco, de repente una luz me embargo, aleteé con fuerza, y ascendí al cielo como Ícaro en su imponente vuelo.
En ese instante esa sombra oscura reapareció e intentó dañar a mi familia con un ataque directo de magia negra es ahí cuando cerré mis ojos contuve la respiración aun en el aire y todo se volvió color verde claro y el tiempo empezó a correr lentamente bajé por mis padres los cubrí con mis alas y salí de ahí volando a toda velocidad con ellos en brazos.


Desperté en la cabaña sin saber que pasó. Sólo con el recuerdo de ese horrible suceso, mis padres se dieron cuenta de todo, de mi habilidad para ralentizar el tiempo, la fuerza absoluta que me embargó en ese instante al tratar de salvar a mi familia, pero aún tengo una gran duda. ¿Que era esa cosa negra que causo mi accidente e intentó atacar mis padres?.
Preguntas que no tenían respuesta por ahora. 
Al menos, me sentí un tanto aliviado. Creo que el agua fría del lago ayudó en algo a congelar mi corazón para dejar de sentir. 

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Yris, mantente en contacto subiremos mas one shots =)

      Eliminar
  2. Está muy bueno, es interesante y la trama de misterio encerrando todo te hacía querer seguir la lectura. No sé por qué pero adoro estos relatos en donde el personaje se autoanaliza y pregunta el por qué de las cosas.

    ResponderEliminar

Comenta! me motiva más de lo que crees C:

Mi otro blog!

Meg diary